Logo

viernes, 30 de septiembre de 2011

Sobre las patentes y la sostenibilidad del software libre

El software ha venido siendo sujeto de campañas que han desestabilizado su protección clásica que eran los derechos de autor y las licencias que se otorgaban de estos fueran libres o privativas. En los últimos tiempos se han implementado las patentes de software como alternativa para proteger mediante la propiedad intelectual a los programas de ordenador en contravía con la protección mediante los derechos de autor.

Licencias de software Vs patentes de software

PatentesLas licencias de software han demostrado ser un mecanismo de protección muy efectivo para el software por lo cual se han levantado muchas ampollas por intentar cambiar el mecanismo de protección tradicional que se aplicaba al software.
Las licencias privativas de software lograron amasar las fortunas más grandes que ha visto la humanidad en menor tiempo en la historia de las economías. Personajes como Bill Gates, Larry Ellison, Steve Jobs entre otros han visto sus frutos, por lo cual se considera que un argumento poco admisíble en esta problemática es que la protección por medio de los derechos de autor no ha sido suficiente.

Richard Stallman desde la Free Software Foundation ha tratado de explicar aún más el tema. El revolucionario del software libre ha manifestado que las patentes cubren ideas y que cada patente ejerce una facultad legal de otorgar un monopolio sobre la idea descrita en la patente misma. El ejemplo práctico de lo que se enfrentan los desarrolladores de software es descrito a continuación acorde a lo mencionado por Stallman en diversos foros.

Los Miserables de Victor Hugo y los derechos de autor

Considerando la novela “Los Miserables de Victor Hugo” a manera ilustrativa en esta guía, el autor no estaba en vida preocupado por una demanda por plagio por utilizar argumentos asbtractos y de libre apropiación en su novela pues lo que protege el derecho de autor es la materialización concreta de estas ideas.
En una patente utilicemos el mismo ejemplo, la patente reclama tres reivindicaciones:
  1. Reivindicación sobre una comunicación o proceso comunicativo que represente en la mente del lector un personaje que ha estado encerrado en la carcel durante un largo tiempo y esto lo ha convertido en amargo contra la sociedad y la humanidad.
  2. Reivindicación sobre un proceso comunicativo acorde a la reivindicación 1 acerca de donde el personaje anteriormente mencionado encuentra redención por la compasión de otro.
  3. Reivindicación de un proceso de comunicación acorde a las reivindicaciones 1 y 2 donde durante este proceso el personaje en mención cambia de nombre.
Si tal patente hubiese existido en 1862 cuando fue publicada la novela Los Miserable esta hubiese tenido conflicto directo con las tres reivindicaciones ya que todas estas le pasaron al protagonista Jean Valjean. Victor Hugo hubiese sido demandado y su caso hubiese estado perdido. Los Miserables hubiese sido prohibido sino hasta censurado por el titular de la patente.

Sin embargo, una patente con reivindicaciones mucho más amplias pueden hacer ver una patente como la anterior como ridícula si contuviera cláusulas como las siguientes:
  • Una comunicación estructurada que conlleva una narración durante muchas páginas.
  • Una narración estructural que imagine una fuga o improvisación.
  • Intriga articulada con la confrontación de caracteres específicos, cada uno conspirando contra los otros.
  • Una narración que representa muchas capas de la sociedad.
  • Una narración que se deja llevar por los caprichos de la fortuna.
Una analogía como la anterior puede en el contexto del software ilustrarnos una posible situación que consideraríamos absurda. Las patentes de software cubren servicios como definiciones de abreviaciones en procesadores de palabras. También, algorítmos que algunos programas necesitan usar por lo cual vemos que esto sería un obstáculo mayor a estas pretensiones del futuro del software libre.

Estado actual de la situación

Las patentes de software están impidiendo el adecuado funcionamiento de los sistemas y su interoperabilidad. Formatos como el OOXML que tuvo gran resistencia por parte de la Unión Europea y sentó definiciones oficiales respecto a la conveniencia de los sistemas interoperables entre los diferentes desarrolladores. El formato de video MPEG2 está protegido por 39 patentes diferentes.
Las patentes de software tienen una gran oposición por parte de muchas personas. Se presentó un rechazo este año muy importante por parte del Parlamento Europeo que buscará sentar precedente en el mundo. Se argumenta que de permtir esto como una prática comercial válida perjudicará enormemente a los pequeños desarrolladores de software. Sus argumentos esgrimen es que complicarían el acceso a la construcción de software desde la iniciativa individual y sin recursos pues al permitir un modelo alterno caerá en desuso si no en una eliminación de la protección por medio del derecho de autor.
Hay posiciones que argumentan que la existencia de las patentes de software buscan minar el gran avance hecho por el software libre para demorar por 20 años más en su dominio natural. Eben Moglen y la FSF consideran las patentes de software como uno de los obstáculos más grandes que ha tenido que superar el movimiento. Sin embargo será superado y que la lucha por evitar que las patentes de software sean la regla debe seguirse librando en todo el mundo. Se argumenta que el software privativo y libre será afectado, en un juego a beneficio único de las grandes corporaciones quienes son las que tienen los grandes recursos necesarios para moverse debidamente en estas reglas del juego.

Un monopolio sobre ideas abstractas

Las patentes de software han creado una especie de guerra entre las corporaciones participantes en este juego. La patentes en el ámbito del software han sido acusadas de permitir un monopolio sobre ideas abstractas en clara contravención de la naturaleza de la intención original de los derechos de autor.
La protección sobre estas ideas no necesariamente implementadas frenan la innovación. Es clara la problemática presentada por la industrial del software privativo pues tienen estratégias mediante las cuales han buscado hacer inoperables los productos y aplicaciones hechos entre una empresa desarrolladora y otra. Esto conllevó a que la Unión Europea decretara la necesidad para todo su territorio de contar con estándares en aplicaciones y hardware para tener una industria más interoperable y sana.
La tendencia mundial y las direcciones estratégicas ordenadas para el software en especial los formatos interoperables con claro respaldo por algunos mandatarios y exmandatarios y los formatos de conexión entre el hardware, lo cual sería un llamado de atención bastante importante para empresas como apple, por citar un ejemplo de compañías que buscan hacer imposible la interoperabilidad de su hardware con otros ensambladores en clara contradicción de lo que se quiere a nivel mundial por el bien de la interoperabilidad de los sistemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario